En este año 2017 Grupo FARO, en Convenio con el Ministerio de Educación, inició la implementación de Comunidades de Aprendizaje en el Ecuador, en 7 instituciones educativas de la costa y 6 de la sierra, con un total de 15.000 estudiantes y 650 docentes aproximadamente. El objetivo del Convenio es contribuir en los procesos de inclusión educativa de las instituciones seleccionadas a través de la implementación y sistematización de resultados obtenidos del modelo de Comunidades de Aprendizaje para posteriormente replicar en otros planteles educativos y para proponer políticas públicas específicas para su institucionalización. Las UE en las que se implementan son en Manabí: UE Fiscal Manta, 4 de Noviembre, Daniel Acosta Rosales, Luis Felipe Chávez, Jorge Jeremy Cantos Cedeño, Juan Montalvo. En la sierra: Mushuc Pacari, Francisco Zurita Guayasamín, Patricio Romero Barberis, Manuela de Santa Cruz y Espejo, Cecib Cayambe, Lic. Rafael Fiallos.

Es un proyecto que busca la transformación social y educativa de la escuela mediante la inclusión y la mejora de los aprendizajes con la participación de la comunidad. Constituye una innovación educativa basada en los resultados del proyecto de investigación INCLUD-ED del Programa Marco de la Comisión Europea (2006-2011), en consonancia con teorías científicas que destacan dos factores clave para el aprendizaje en la sociedad actual: las interacciones y la participación de la comunidad, con el objetivo de superar las desigualdades sociales y mejorar la calidad educativa.

Comunidades de Aprendizaje cuenta también con el apoyo de Tinker Foundation, Fundación Natura y CREA-Universidad de Barcelona, para lograr sus principales objetivos que son: eficacia, equidad y cohesión social. La escuela se transforma y no se adapta al entorno, a través del proceso de sensibilización, toma de decisión, sueños conjuntos, definición de prioridades y planificación. El foco principal está en la perspectiva de diálogo que mejora la convivencia y el aprendizaje, y donde todos participan e interactúan de manera igualitaria, respetando la inteligencia cultural de todas las personas, creando experiencias con sentido y fomentando relaciones más solidarias.

En las Comunidades de Aprendizaje se practica la democracia deliberativa, en la cual las normas y decisiones son establecidas a través del consenso y la validez del argumento, más que del poder de la autoridad; tal como lo afirman algunos directivos de diversos países latinoamericanos: ¨…Se inicia el proceso de

 transformación porque la escuela se inunda de manos para ayudar, de voces para consensuar; en definitiva de “otros” que sueñan lo mismo (Patricia Choque. 2015).¨ El liderazgo dialógico genera cambios que van más allá de la escuela ¨ cuando en el entorno se desinstala la cultura de la queja por el lenguaje de la posibilidad, de la adaptación a la transformación, del bajo rendimiento a las altas expectativas, de la exclusión a la inclusión, del conflicto a la convivencia en solidaridad, libertad y con valores democráticos

El modelo educativo de Comunidades de Aprendizaje está basado en las Actuaciones Educativas de Éxito, que son prácticas con evidencias científicas de su impacto y beneficios en los diferentes contextos en que se ha implementado en más de 600 escuelas en diversas partes del mundo, como España, Gran Bretaña, Lituania, Malta, Brasil, México, Chile, Colombia, Perú, Argentina, entre otros. Responden a nuevas necesidades de interactuar, enseñar y aprender de manera inclusiva en la sociedad de la información. Estas prácticas educativas consisten en tertulias literarias, participación educativa de la comunidad, grupos interactivos, resolución de conflictos, tertulias pedagógicas, biblioteca Tutorizada y formación a familiares.

Esta información fue tomada del Boletín de Prensa Comunidades de Aprendizaje de Grupo Faro. Para saber más sobre este proyecto se puede comunicar con Monserrat Creamer mcreamer@grupofaro.org